Accidente de un Model X en California con autopilot

Un grave accidente se produjo la semana pasada en el estado de California, donde se vieron implicados un Tesla Model X y un camión. No obstante, y a pesar de la gravedad del impacto, podemos dar gracias que no debemos lamentar vidas humanas.

Como decimos, la noticia que os relatamos ocurrió el pasado jueves por la noche cuando el conductor de un Model X P90D se encontraba circulando por el estado de California con el autopilot activado.

Estado del Model X tras el accidente

Según palabras del conductor, ocurrió lo siguiente:

“Había una pickup sin gasolina arrastrada por un camión en el carril derecho. Ésta no tenía luces encendidas (o bien eran débiles) y al ser de noche era difícil de ver desde lejos. Yo la ví, frené e intenté cambiar al carril central. El autopilot no se desactivó, pero emitió el pitido de emergencia un segundo antes del impacto. Hasta el momento del aviso acústico tenía la mirada puesta en el carril central para intentar apartarme”

Desde el club, hemos tratado de analizar con más detalle las palabras del conductor del Model X, porque parece enrevesada su manera de describir los hechos. Si supuestamente vio el camión arrastrando la furgoneta, ¿cómo no lo pudo evitar con tiempo?. Bajo nuestro punto de vista, el conductor iba distraído hasta escuchar el aviso de colisión. Acto seguido, realizó una maniobra urgente de evasión que no fue suficiente para evitar el impacto. Lógicamente, durante esos segundos de indecisión no eres consciente de si autopilot se desactiva o no, por lo que no creemos que pueda asegurar que el autopilot no se desactivó.

Recordar siempre que es misión del conductor el prestar atención a la carretera. El sistema de autopilot sólo es una ayuda en la conducción. No tiene como misión evitar accidentes ni tomar decisiones. Este sistema sólo puede activar el frenado de emergencia en momentos inmediatos de colisión, pero no es capaz de decidir si hay que cambiar de carril o no.

Finalmente, el conductor relata lo bien diseñado que está el coche en referencia a niveles de seguridad:

“El culo del camión pasó literalmente por el asiendo del pasajero (por suerte nadie me acompañaba), rompiendo el reposacabezas y el techo. Milagrosamente, salí ileso del accidente, solo con molestias de rigidez en el cuello”

Desde luego, y tras ver cómo acabó su coche, podemos asegurar que este conductor volvió a nacer. Dentro de lo malo, nos alegra ver que otro accidente sólo desemboca sólo en daños económicos y no lamentamos ninguna vida humana. Aunque esta vez también debemos agradecer a la suerte que no hubiera copiloto.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...