Tesla llama a revisión algunos Model S de 2012 por el airbag de Takata

Tras los desastrosos resultados que producen los airbags fabricados por la empresa japonesa Takata Corp, Tesla se ha visto obligada a llamar a revisión a las unidades que montaban dicho modelo de airbag. En concreto, hablamos de algunos Model S vendidos en 2012.

La causa por la cual deben ser sustituidos estos airbags es porque al parecer se pueden hinchar con demasiada fuerza, haciendo que reviente el bote de metal que lo contiene. Esto causa que los restos se disparen violentamente contra los ocupantes del vehículos como metralla, causando heridas graves y en ocasiones hasta la muerte. De hecho, son varios los casos que se han contabilizado.

Tesla llama a revisión algunos Model S de 2012 por el airbag de Takata

Tesla no ha sido el único fabricante afectado. Otros importantes fabricantes como BMW, Ford, General Motors, Mazda, Mitsubishi, Nissan, Subaru y Toyota se han visto también afectados por este escándalo.

Por ello, el fabricante californiano ha enviado un email a todos sus clientes informándoles de la situación y aclarando que ni todas las unidades están afectadas ni todos los modelos de la marca:

La retirada no afectará a ningún vehículo Tesla que esté siendo fabricado en este momento, a los vehículos Model S que hayan sido fabricados después de finales de 2016, ni a los vehículos de Tesla Roadster y Model X.

Parece ser que a la larga serán más las unidades que serán llamadas a revisión, pero en esta ocasión para los airbags de pasajeros. Tal y como comentan en su correo, Tesla se preocupa por la seguridad pasiva de sus coches. Si tu vehículo no ha recibido una llamada explícita a revisión es síntoma de que es seguro y no hay por qué alarmarse.

Aunque actualmente la retirada solo aplica a los vehículos Model S 2012, se espera que con el tiempo los airbags de pasajeros de todos los vehículos Model S producidos antes de finales de 2016 sean retirados. Si posee un Model S fabricado entre 2013 y 2016, sus airbags son seguros, y no necesita hacer ninguna gestión si no recibe una notificación adicional de Tesla

Finalmente, si tu vehículo es de finales de 2016 o posterior, no debes tener en cuenta esta notificación. No debes pasar por el taller para cambiarlo, ya que no montan este tipo de airbag.

Os dejamos el detalle del correo recibido:

Como parte de la reciente expansión a toda la industria de la retirada de los infladores de los airbags Takata, Tesla reemplazará los airbags de pasajeros de ciertos vehículos del Model S 2012. Aunque la retirada del airbag Takata actualmente solo afecta a las vehículos Model S ubicados en regiones de los Estados Unidos denominadas como de alta humedad, Tesla reemplazará los airbags de pasajeros en todos los vehículos Model S 2012 a nivel mundial. La seguridad de nuestros clientes es prioritaria y Tesla reemplazará los airbags a pesar de no haber sufrido roturas ni ningún otro incidente relacionado en ninguno de los vehículos.

 

Si posee un vehículo Model S 2012, Tesla contactará con usted para programar el reemplazo, sin que usted tenga que realizar ninguna gestión en este momento.

Al igual que ocurre con las decenas de millones de otros vehículos que incorporan los airbags Takata, la retirada se lleva a cabo de acuerdo al calendario que ha determinado la United States National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA). Tesla tiene la intención de seguir el mismo calendario para los reemplazos en otros países –incluso donde los reguladores locales no requieren la retirada. Esto asegura que los clientes tengan tiempo suficiente para reemplazar los airbags retirados antes de que presenten un riesgo para la seguridad, debido a que los infladores del airbag solo presentan defectos en base a ciertos factores, incluyendo la antigüedad.

 

Aunque actualmente la retirada solo aplica a los vehículos Model S 2012, se espera que con el tiempo los airbags de pasajeros de todos los vehículos Model S producidos antes de finales de 2016 sean retirados. Si posee un Model S fabricado entre 2013 y 2016, sus airbags son seguros, y no necesita hacer ninguna gestión si no recibe una notificación adicional de Tesla. Como señaló la NHTSA, los clientes no tienen que preocuparse por los infladores del airbag Takata si no han recibido un aviso de retirada. Sin embargo, por conveniencia y tranquilidad, Tesla hará todo lo posible para reemplazar proactivamente los airbags de todos los vehículos afectados incluso antes de que sean retirados. Este reemplazo se realizará en base al suministro de las piezas y, por el momento, usted no tiene que hacer ninguna gestión.

 

La retirada no afectará a ningún vehículo Tesla que esté siendo fabricado en este momento, a los vehículos Model S que hayan sido fabricados después de finales de 2016, ni a los vehículos de Tesla Roadster y Model X. Estos vehículos no tienen el tipo de airbag sujeto a la retirada.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...