Tesla responde al propietario del Model X accidentado en Montana

Si lleváis tiempo siguiéndonos, sabréis que recientemente se produjo un nuevo accidente con un Tesla Model X donde el propietario (Sr. Pang) culpó a Autopilot de la causa de su accidente.
Tras revisar los registros, la marca norteamericana publicó que el fallo se debió a que el conductor hizo caso omiso del aviso en pantalla y del sonido acústico de solicitar poner sus manos en el volante. Acto seguido, tras leer estas declaraciones el conductor decidió tomarse la justicia por su cuenta y escribir una carta pública donde criticaba a Tesla Motors de:

  1. Culpar al conductor del desconocimiento del sistema Autopilot. Indica en su carta que conocía perfectamente el funcionamiento del sistema y que en pantalla no hubo ningún aviso de sujetar el volante. Tampoco hubo sonido acústico de aviso.
  2. Como justificación del punto 1, indica que su coche no sólo no frenó hasta pararse, sino que continuó su marcha acelerando incluso después de chocar contra los postes de protección.
  3. Indica que Tesla Motors en ningún momento se puso en contacto con él tras el accidente. Trató de encubrir el asunto y sólo se limitó a acusar al conductor del accidente de no llevar las manos en el volante sin investigar nada.
  4. Critica a Tesla de vender un software sin acabar, sometiéndose todos sus clientes a sus “pruebas de laboratorio”.
  5. Exige a Tesla Motors y a Elon Musk que den la cara ante los problemas que tiene Autopilot y que no se limiten a acusar al conductor del fallo que tiene su sistema.

Como podemos observar, son acusaciones a un medio público bastante graves y sobre las que Tesla no ha dudado en responder.

model-x-crash-montana

Dado que entrábamos en una discusión del “y tú más”, la empresa norteamericana ha decidido sacar todos sus datos y exponerlos de forma clara para zanjar este asunto.

Tesla niega tajantemente la afirmación de que no hicieron ningún intento de contactar con Pang justo después del accidente. El fabricante de automóviles quiere defender su capacidad de auxilio cuando uno de sus coches sufre un percance, tratándoles de ofrecer cualquier asistencia que sea necesaria. Cosa que Pang, el conductor, negaba en su carta publicada en los medios.

El fabricante de automóviles comenta que la empresa le habló a través de un traductor (Pang habla chino mandarín) la misma mañana que ocurrió accidente, luego a su esposa el lunes siguiente (cuando el accidente se hizo público) y desde entonces ya lleva varios intentos fallidos de contactar con Pang durante la pasada semana.

También niegan la declaración de Pang donde comenta que no hubo ninguna investigación de la causa del accidente. Accedieron a los registros y reiteran que existieron avisos de que sujetara el volante momentos antes del primer impacto.

Estimado Sr. Pang,

Lamentamos mucho lo de su accidente, pero nos agrada saber que tanto su amigo como usted estaban bien cuando hablamos a través de su traductor la misma mañana del accidente (9 de julio). El siguiente lunes tras el accidente (11 de julio), encontramos a un miembro del equipo de Tesla que hablaba chino mandarín con fluidez y pudimos realizar un seguimiento sobre su caso. Cuando fuimos capaces de contactar con su esposa al día siguiente, expresamos nuestra preocupación y tratamos de reunir más información sobre el incidente. Desde entonces, hemos realizado múltiples intentos (miércoles, jueves y viernes) para tratar de comentar con usted temas del mismo y tras haber revisado los registros con detalle, pero tampoco hemos recibido una respuesta por su parte a nuestras llamadas.

 

Como procedimiento estándar en todas las incidencias ocurridas sobre nuestros vehículos, hemos llevado a cabo una investigación exhaustiva de los datos de registro de diagnóstico transmitidos por el suyo. Sabiendo que sus inquietudes han sido expuestas a través de un foro público, estamos encantados de proporcionarle un breve análisis por este medio e indicarle que puede devolvernos la llamada cuando usted quiera. A partir de los datos registrados, hemos sabido que después de que Autopilot estuviera activado, sus manos no se detectaron en el volante durante más de dos minutos. Esto va en contra de las indicaciones que exige el sistema de conducción semi-autónoma cuando se habilita. A medida que las condiciones del camino empeoraban, el vehículo de nuevo le alertó para poner de nuevo sus manos en el volante. Finalmente, al no detectarse ninguna presión sobre el volante tras desactivarse Autopilot, se produjo un giro brusco de la dirección. Inmediatamente tras el primer impacto, el control de crucero se desactivó y el vehículo comenzó a disminuir su velocidad, a la vez que también se detecta la presión sobre el pedal de freno.

 

Tras el accidente, y una vez que el vehículo se detuvo por completo, la puerta del pasajero se abrió, no así la del conductor por lo que la llave del vehículo quedó dentro de éste. Dado que el vehículo se había dejado en la posición “Drive” con el modo “Creep” activo, el motor siguió girando a baja intensidad. Los datos de diagnóstico muestran que la puerta del conductor se abrió más tarde desde el exterior y posteriormente el vehículo se movió hasta ser aparcado. Entendemos que por la noche, después de una colisión, el ruido de los motores pudiera desconcertarle.Siempre tratamos de aprender de las preocupaciones de nuestros clientes y estamos haciendo lo posible para ver si lo podemos mejorar. También estamos estudiando formas de promover a los conductores a que cumplan los requisitos necesarios cada vez que activan Autopilot.

 

Saludos,

El equipo de Tesla Motors

Comentarios

Loading Facebook Comments ...